domingo, 25 de julio de 2010

El tradicionalista

El tradicionalista no es sino un hombre moderno profundamente enojado con la modernidad; es decir consigo mismo.

Incapaz de reconocer lo divino en la intimidad desnuda del alma, ese hombre patético se hunde, como Narciso en su imagen, en la sombra de un recuerdo que ni siquiera es suyo.

Otra cosa son las tradiciones. Pues lo que las tradiciones entregan (traditio, de tradere: transmitir, entregar) sólo puede ser depositado en nuestro interior; y solamente allí puede ser recibido.

Pero el tradicionalista no recoge la tradición en su interior sino que intenta alcanzarla de modo voluntarista. De ahí la rigidez y el aire farisaico que caracteriza su relación con la misma.

martes, 13 de julio de 2010

Nightingale


"Tú no naciste para la muerte, Ave inmortal" *

La captación de lo eterno no es la captación de una duración temporal sin límites, sino la captación de la esencia de los seres más allá del tiempo.

Pues, los seres mueren justamente porque son eternos. Es decir, porque el tiempo no basta para ellos...

Ese es el misterio de lo efímero. El secreto escondido tras la apariencia cambiante e insustancial de todas las cosas.


Referencias:
{*} 'Thou wast not born for death, immortal Bird!': se trata de un verso del poema 'Ode to a nightingale' del, tan efímero como inmortal, poeta John Keats. Nacido en Londres en 1795 y muerto veinticinco años después en Roma.

martes, 6 de julio de 2010

Otro cine

Tan ajeno a las convenciones narrativas como a los estereotipos y baratijas del imaginario colectivo, este cine despliega, a su modo, la estructura de la mente...



Título: Ofrenda. Autor: Claudio Caldini. Formato original: super 8 mm. Año 1978 (film) y 1990 (música) .

jueves, 1 de julio de 2010

Lo sensible y lo inteligible

"Si no vemos las cosas en su esencia, sino sólo en su forma vacía y abstracta, nada nos dirán a nuestra intimidad"
Federico Schelling {*}


La inteligibilidad, el sentido, impregna el mundo sensible.

Por eso, pensar lo sensible como ilusorio, por ser cambiante y particular, y considerar que lo universal es lo único real, tal como ha hecho en Occidente una larga herencia intelectual impregnada de logicismo, implica confundir inteligibilidad y racionalidad.

Sin embargo, la idea, lo inteligible, se manifiesta en lo sensible particular; y precisamente en lo que tiene de sensible y de particular. Para comprenderlo es necesaria una transfiguración de los datos sensibles; una que permite captarlos en su esencia universal sin suprimir su dimensión sensible ni su singularidad. Lo cual, a su vez, involucra una transformación de la conciencia.

Esa transfiguración no tiene relación alguna con la racionalidad abstracta de los conceptos, pero no deja de ser una operación plena y totalmente intelectual. Pues la idea, o la inteligibilidad como tal, no es algo que se alcanza exclusivamente por la razón sino que comprende a la totalidad de la experiencia cognoscitiva del ser.

Así, la implicación mutua entre lo sensible y lo inteligible, y por lo tanto entre el tiempo y la eternidad, no es una mera evidencia exterior, pero tampoco es un hallazgo de la razón, sino la aprehensión de cierta presencia en las cosas.

Por eso, el arte, el amor, la imaginación y los sueños, como la contemplación de las formas de la naturaleza, pertenecen de pleno derecho a la experiencia noética del alma y a su encuentro con la Verdad.

---------

La cita pertenece al texto de Schelling 'La relación de las artes figurativas con la naturaleza' {editado por Aguilar}.